Nombres astronómicos

La Astronomía es una ciencia antigua. A menudo, su nomenclatura deriva de la tradición y de la historia (especialmente de la mitología Griega y Romana), en mayor medida de lo que hoy podría parecer razonable. Esto se aplica de modo particular a los objetos del Sistema Solar. La Unión Astronómica Internacional (International Astronomical Union, IAU) se encarga oficialmente de la asignación de los nombres astronómicos, y es muy sensible a la tradición astronómica.

Planetas

Los Planetas de nuestro Sistema Solar obtienen un nombre lo antes posible. No parece que vaya a existir ninguno nuevo hasta que descubramos más alrededor de otra estrella. Quién sabe qué convención se usará entonces.

Satélites

A los satélites de los planetas les es asignada una denominación provisional (que indica el año de su descubrimiento) por la Oficina Central de Telegramas Astronómicos (Central Bureau for Astronomical Telegrams, CBAT), después de que la existencia de un nuevo objeto haya sido satisfactoriamente demostrada. Por ejemplo, cuando la Voyager 2 descubrió un grupo de nuevas lunas en su encuentro de 1989 con Neptuno, éstas fueron denominadas S/1989 N 1, S/1989 N 2, etc. Cuando la órbita del nuevo objeto se conoce con la suficiente precisión como para permitir la predicción de posiciones futuras con razonable exactitud, se le asigna un ordinal romano (p.e. Neptuno VIII), y el objeto puede recibir un nombre (p.e. Proteus). (El nombre es sugerido por el/los descubridor/es, pero es altamente recomendado seguir la tradición, de modo que si usted quiere bautizar un planeta o satélite, consulte sus libros de mitología. Es de destacar que las lunas de Urano son un caso especial, ya que reciben nombres literarios en lugar de mitológicos). Actualmente, este proceso está en marcha para las nuevas lunas de Urano recientemente descubiertas.

Asteroides

Al principio, los asteroides reciben números provisionales dados por el Centro de Planetas Menores (Minor Planet Center, MPC) que indican el año y el mes del descubrimiento. La denominación provisional es el año, seguido por una letra que indica la quincena en que sucedió el descubrimiento, seguida por una letra que indica la secuencia dentro de la quincena. De este modo, 1982 DB fue descubierto en la segunda quincena de Febrero de 1982, y fue el segundo asteroide descubierto durante ese período. Cuando sus ór;bitas son conocidas hasta el punto de poder predecir bien sus futuras posiciones, se les asigna un número y un nombre permanente. "243 Ida" " es el asteroide número 243 que recibió un nombre (no necesariamente el descubierto en el lugar 243). De nuevo, el nombre es escogido por el descubridor, pero con criterios mucho menos restrictivos; los asteroides pueden recibir el nombre de una persona viva, o casi cualquier otra cosa (p.e. "2309 Mr. Spock"; varios han recibido el nombre de músicos populares). Las decisiones finales son tomadas por un comité de la IAU. Para más información, ver "¿Cómo son nombrados los planetas menores?".

Cometas

En el pasado, los cometas recibían primero una denominación provisional, consistente en el año y una letra minúscula que indicaba el orden de descubrimiento en el año (p.e. 1994a fue el primer cometa descubierto o recuperado en 1994, 1994b el segundo, etc.). El nombre también era asignado en poco tiempo. Hasta tres descubridores (preferiblemente independientes) podían ser asociados al cometa. Más tarde, los cometas que habían pasado por el perihelio en un año dado, recibían ordinales romanos que indicaban el orden del paso por el perihelio durante el año. Los ordinales romanos de 1993 y 1994 se encuentran en la compilación de Enero de 1995 de las Circulares de los Planetas Menores (Minor Planet Circulars, MPCs).

Es de destacar que todo el sistema de denominación de cometas fue actualizado al principio de 1995. Los puntos principales del nuevo esquema son:

  1. El sistema de designación provisional de los cometas es similar al de los planetas menores. El primer cometa descubierto en la primera quincena de Enero de 1995 se denomina 1995 A1, el segundo 1995 A2, etc.
  2. Los cometas de largo período y los cometas periódicos de una aparición, reciben sólo una designación provisional -no hay equivalente de la designación ordinal romana.
  3. Cuando un cometa se recupera en una segunda aparición (o es seguido después del afelio), el cometa periódico recibe un número secuencial. Por ejemplo, P/Halley es 1P.
  4. Las posteriores recuperaciones de los cometas periódicos no reciben designaciones provisionales.
  5. La naturaleza de la órbita de los cometas es indicada mediante un prefijo: P/ para los cometas periódicos, C/ para cometas periódicos de largo período, D/ para cometas extinguidos (p.e. 1993e) y X/ para cometas inciertos. Adicionalmente, se usa A/ para indicar que el objeto es un planeta menor.
  6. Por norma general, los cometas continúan siendo bautizados por sus descubridores, asegurando justicia y simplicidad.
  7. Las designaciones provisionales de los cometas son asignadas por el CBAT. Los números permanentes para los cometas son asignados por el Centro de Planetas Menores (Minor Planet Center).
El nuevo esquema fue aprobado con efectos retroactivos, de modo que los viejos cometas reciben designaciones según el nuevo estilo. Existe un convertidor interactive entre designaciones viejas y nuevas.

Algunos ejemplos de la nueva designación de los cometas:

 C/1995 Q2 (Hartley-Drinkwater)
 P/1994 P1-A (Machholz 2)- Fragmento A de un cometa dividido
 P/1996 A1 (Jedicke)     - Nuevo cometa periódico
 125P                    - Observación rutinaria de
                           un cometa periódico
			
Se puede consultar una copia de la resolución oficial de la IAU.

Características superficiales

Las características superficiales de planetas, satélites y asteroides siguen unas complicadas convenciones procedentes del Comité de Nomenclaturas de la IAU (IAU Nomenclature Committee). Entre ellas podemos citar la restricción según la cual una característica superficial no puede adoptar el nombre de una persona viva, o una figura política o religiosa de los últimos 200 años. Una buena explicación de esto puede encontrarse en *Planetary Mapping*, editado por Greeley & Batson Cambridge U. Press, 1990. (¡Hay que ver lo accesibles que son las FAQ del Mapa Planetario de Phil Stooke guardadas en mi disco!).

Las derivaciones de los nombres de las características superficiales de Venus pueden encontrarse en este archivo de texto.

[Adaptado a partir de mensajes de noticias de Bill Higgins y Gareth Williams, aunque cualquier error es mío].

Indice de la Nomenclatura Planetaria

Este sitio contiene información detallada acerca de todos los nombres de las características topográficas y de albedo de planetas y satélites (y algunos sistemas de anillos planetarios), que la IAU ha designado y aprobado.
Navegación:
<< Apéndices
Contents Data Host