Cometa Halley

    En 1705 Edmond Halley predijo, usando las recién formuladas leyes del movimiento de Newton, que el cometa visto en 1531, 1607 y 1682 volvería en 1758 (que fue, curiosamente, después de su muerte). De hecho, el cometa volvió tal y como predijo, y posteriormente se le dio nombre en su honor.

    El periodo medio de la órbita del Halley es de 76 años, pero no se pueden calcular las fechas de sus reapariciones por la simple sustracción de múltiplos de 76 años a 1986. El tirón gravitacional de los planetas mayores altera el periodo del cometa en cada órbita. Los efectos no gravitacionales (como la reacción de los gases eyectados durante el paso cerca del Sol) también desempeñan un papel importante, aunque menos, en la alteración de la órbita. Entre los años 239 aC y 1986 dC el periodo orbital ha cambiado entre 76.0 años (en 1986) y 79.3 años (en 451 y 1066). (El paso por el perihelio más cercano a los tiempos de Jesucristo fue en 11 aC y 66 dC. Ninguno de los dos tuvo lugar durante la vida de Jesús.)

    La órbita del Halley es retrógrada e inclinada 18 grados respecto de la eclíptica. Y, como la de todos los cometas, altamente excéntrica.

    Sólo tres cometas han sido visitados por sondas espaciales. La sonda de la NASA ICE pasó a través de la cola del cometa Giacobini-Zinner en 1985; el cometa Grigg Skjellerup fue visitado por la Giotto en 1989. En 1986, cinco naves de la URSS, Japón y la Comunidad Europea visitaron el cometa Halley; La Giotto, de la ESA, obtuvo primeros planos del núcleo del Halley (arriba y derecha).

    El núcleo del cometa Halley mide aproximadamente 16x8x8 kilómetros.

    Contrariamente a las suposiciones previas, el núcleo del Halley es muy oscuro: su albedo es de sólo 0.03, por lo que es más negro que el carbón y uno de los objetos más oscuros del sistema solar.

    La densidad del núcleo del Halley es muy baja: unos 0.1 gramos/cm3, indicando que probablemente es poroso, quizá debido a la gran cantidad de polvo que queda después de que los hielos se hayan sublimado.

    El Halley es casi único entre los cometas, ya que es a la vez grande y activo, y tiene una órbita regular y bien definida. Ésto lo convierte en un objetivo relativamente fácil para la Giotto y compañía, pero puede no ser representativo de los cometas en general.

    El cometa Halley volverá al sistema solar interior el año 2061.

Más acerca del Cometa Halley

Cuestiones Pendientes

  • Nuestros datos sobre el cometa Halley pueden no ser representativos de los cometas en general. ¿Cuándo la próxima sonda visitará un cometa?
  • ¿Qué cambios serán visibles en el cometa Halley en su próximo paso cerca del Sol en 2061?