Matraz aforado

Recomendar esta página Ver en PDF Imprimir esta página
Wiki de astronomía.
Todo el poder de la Wikipedia y toda la esencia de la astronomía

Matraz aforado

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Matraz aforado de pyrexTM de 10 ml de capacidad contenida

Matraz aforado de pyrexTM de 10 ml de capacidad contenida

En química, un matraz volumétrico o aforado es un recipiente con forma de pera, fondo plano y un cuello largo y delgado. Suelen fabricarse en materiales como vidrio, vidrio borosilicatado o polipropileno. Algunos tienen una marca grabada alrededor del cuello que indica cierto volumen de líquido que es el contenido a una temperatura concreta (usualmente 20ºC), siendo en este caso un matraz graduado para contener. Otro tipo de matraz es el que se calibra para verter un determinado volumen de líquido, también a una temperatura dada, bajo condiciones específicas. El uso de los matraces para contener es mayoritario, ya que la exactitud de los de vertido es menor debido a la dificultad para verter siempre de la misma forma, y a factores como la diferente volatilidad o viscosidad de los líquidos empleados.

La marca de graduación rodea todo el cuello de vidrio, por lo cual es fácil determinar con precisión cuándo el líquido llega hasta la marca. La forma correcta de medir volúmenes es llevar el líquido hasta que la parte inferior del menisco sea tangente a la marca. El hecho que el cuello del matraz sea estrecho es para aumentar la exactitud, de esta forma un cambio pequeño en el volumen se traduce en un aumento considerable de la altura del líquido.

Los matraces se presentan en volúmenes que van de 10 ml hasta 2 l. Su principal utilidad es preparar disoluciones de concentración conocida y exacta. El procedimiento usual de preparación de disoluciones es pesar la cantidad de soluto, verterlo en el matraz y agregar el disolvente hasta un volumen menor que su capacidad. Posteriormente, se disuelve bien el soluto y se llena hasta la marca (operación conocida como “enrasar“).

A causa de la modificación del volumen de los líquidos y del vidrio con los cambios de temperatura se deben volver a calibrar los aparatos volumétricos cuando vayan a utilizarse a temperatura diferente de aquella para la que fueron calibrados. La calibración hecha por el fabricante no debe tomarse por infalible, sino que debe ensayarse para tener la seguridad de que la graduación esta adentro de las tolerancias exigidas para el trabajo a realizar.

[editar] Véase también

Scroll to Top