Sílaba

Recomendar esta página Ver en PDF Imprimir esta página
Wiki de astronomía.
Todo el poder de la Wikipedia y toda la esencia de la astronomía

Sílaba

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Sílaba es cada una de las divisiones fonológicas en las que se divide una palabra. Es la tercera menor división de la cadena hablado (contando como más simples la mora, ver más abajo, y el fonema). (Tradicionalmente se la había definido como “golpe de voz” en una palabra, definición considerada por los lingüistas como obsoleta e inoperativa).

[editar] Introducción

La división silábica de una palabra se suele anotar con guiones ( – ) y dependiendo del número de sílabas una palabra puede ser:

  • Monosílaba: una sola sílaba; en español no se acentúa salvo que haya dos palabras iguales para diferenciarlas (tilde diacrítica) o en casos como ciertos exclamativos e interrogativos. Ejs.: sol, sí, más, dos, sed…
  • Bisílaba: dos sílabas. Ejs.: calor, mano, árbol…
  • Trisílaba: tres sílabas. Ejs.: repetir, tímbrico, recoger…
  • Polisílaba: más de tres sílabas. Ejs.: azulado, diccionario, policlínica…

La división silábica tiene especial importancia en el escrito ya que en español sí se permite dividir las sílabas de una palabra cuando ésta no cabe en el renglón en uso. Aunque, a veces, los límites silábicos pueden ser difusos y existen tendencias a provocar diptongos o hiatos según la velocidad con la que se hable. Es el caso de palabras como continuo [kon?ti.n?o] (a veces escrito contínuo y pronunciado [kon?ti.nu?o], en particular por hablantes de catalán y portugués, idiomas donde no existen los diptongos crecientes).

En algunos idiomas el sistema de escritura es silábico, es decir, un carácter representa una sílaba. Probablemente el ejemplo más conocido sea la escritura kana del japonés, pero en realidad cada carácter representa lo que se conoce como mora, una unidad fónica que a menudo equivale a la sílaba, pero que en ocasiones es una subdivisión de la misma.

Por último, las sílabas pueden recibir o no más fuerza según hagamos hincapié en su pronunciación. Encontramos, pues, sílabas átonas (normales) o tónicas (pronunciadas ligeramente más fuerte que las anteriores). En español, casi todas las palabras tienen una única sílaba tónica. A modo de ejemplo las palabras: resultante, esdrújula, avizor, ángel (marcada en negrita cursiva la sílaba tónica y en cursiva las átonas). Muy raramente tienen dos (palabras acabadas en -mente, como autoticamente).

[editar] Estructura silábica

En la mayoría de las lenguas, las palabras pueden dividirse en sílabas que constan de un núcleo silábico, un ataque que antecede al núcleo silábico y una coda que sigue al núcleo silábico. La estructura silábica es el conjunto de restricciones propias de cada lengua sobre qué fonemas o grupos de fonemas pueden ocupar estas posiciones.

En español, el núcleo silábico está formado siempre por una vocal o diptongo, sea creciente o decreciente (a diferencia del catalán y el portugués, que sólo admiten diptongos decrecientes). El ataque puede o no existir y puede constar como mucho de dos fonemas, en posición de ataque simple puede aparecer cualquier fonema consonántico (en posición de ataque formado por dos fonemas la primera debe ser una oclusiva o una fricativa el segundo debe ser siempre una sonorante de entre /l, r, y, w/). La coda puede ser simple o doble y puede acabar formada en /p, k, r, l, m, n, s, …/.

En idioma japonés, la estructura silábica es más simple. El ataque como la coda son siempre simples, el núcleo silábico es una vocal y la coda sólo puede estar formada por una nasal (u oclusiva en grupos reduplicados). En cambio en inglés admite algunos ataques silábicos más complicados que los del español como en stop.

Es típico en los préstamos léxicos de una lengua a otra, las sílabas sean reestructuradas añadiendo vocales epentéticas donde sea necesario para que la palabra resultante cumpla con la estructura silábica típica del idioma receptor.

[editar] Enlaces externos

Scroll to Top